Cuando vamos a adoptar un gato es importante, antes de que él llegue, acondicionar la vivienda pensando en las necesidades que tiene en lo referente a alimentación, higiene, descanso, juego y seguridad.

Es crucial que el arenero y la arena sean los correctos para nuestro gato y en consecuencia para nuestro hogar.

Los gatos desde pequeños siempre saben usar la bandeja aunque sea la primera vez que la ven en su vida.

Debemos tener en cuenta los siguientes aspectos para que el gato esté a gusto y use la bandeja con normalidad, de lo contrario buscará otro lugar de la casa para hacer sus necesidades.

La bandeja debe ser lo suficientemente grande y estar colocada en un lugar adecuado. Se debe colocar la bandeja en sitios donde tenga tranquilidad para usarla y alejada del comedero y del bebedero.

Además, la bandeja debe estar en perfecto estado de limpieza. Los gatos son extremadamente limpios y si la arena no está limpia no querrán usarla.

Hoy en día hay una gran variedad de tipos de arena. Vamos a hacer una comparativa de las 3 principales: convencional, de perlas de sílice y aglomerante.

 

Arena convencional

Es de un material llamado sepiolita que tiene capacidad absorbente debido a su porosidad.

El principal inconveniente es que no absorbe el olor de la orina, por consiguiente hay que retirarla y sustituirla por nueva a los pocos usos. Otro inconveniente es que produce mucho polvo y puede provocar problemas respiratorios en nuestro gato.

Su mejor cualidad es el precio.

En La boutique de Zarpa puedes encontrar esta arena convencional y otras.

 

Arena de perlas de sílice

También conocida como arena de cristal, de color blanco y azul. Es inorgánica, fabricada mediante procesos químicos. Es parecida a la arena convencional pero con un gran poder absorbente. Con el uso se va poniendo de color amarillo y es el momento de retirarla toda y poner nueva.

El principal inconveniente es su precio en comparación con la convencional. No obstante, como dura más tiempo su rendimiento es mejor. Algunos gatos no la aceptan por su origen sintético.

Lo mejor de esta arena es su gran poder absorbente, permite retirar bien los excrementos y absorbe bien el olor.

En La boutique de Zarpa puedes encontrar esta arena de perlas de sílice y otras.

 

Arena aglomerante

Es una arcilla aglomerante. La orina del gato forma bolas compactas. Hay que poner una altura suficiente de arena para que se pueda formar la bola sin llegar la orina al fondo, unos 7 centímetros aproximadamente. Se trata de ir rellenando con arena nueva. Aunque el arenero permanece limpio mucho tiempo, de vez en cuando tendremos que vaciarlo entero y limpiarlo porque con el tiempo puede desprender olor.

El principal inconveniente es su precio en comparación con la convencional pero, como dura más tiempo su rendimiento es mejor. Dependiendo de la marca puede levantar algo de polvo.

La arena aglomerante es la que prefieren los gatos porque la bandeja está siempre limpia, ya que en la limpieza diaria podemos recoger con la pala tanto los residuos sólidos como los líquidos. Otra ventaja es que al ser una arena fina y los gatos tienen gran sensibilidad en las almohadillas, no les produce molestias.

En La boutique de Zarpa puedes encontrar esta arena aglomerante y otras.